Connect with us

Española

La Guajona

La Guajona

Tomada de Instagram 

La Guajona

La Guajona es una figura siniestra de la mitología cántabra, conocida por atacar a niños y jóvenes sanos durante la noche. Esta criatura mitológica suele ser relacionada con la Lamia de la mitología griega, figura femenina que asusta a niños y jóvenes en las noches, según los relatos esta puede sacarse los ojos y volverlos a poner a su entera voluntad. La Guajona tiene la apariencia de una anciana pequeña y delegada, cubierta por un largo manto negro

Advertisement
, el cual solo deja ver sus esqueléticas manos, ennegrecidas y sarmentosas.

Sus pies son patas de ave y su cara es amarillenta, rugosa y está cubierta de pelos y verrugas. Los ojos de esta son pequeños y brillantes, su nariz es prominente y curvada como la de un águila y sus labios son delegados y pálidos. En la boca solo tiene un diente de color negro y alargado, el cual llega hasta debajo de su barbilla. Esta criatura solo sale en las noches para alimentarse con la sangre de niños y jóvenes.

Advertisement
Según los relatos esta se mueve por la noche aprovechando las sombras. Entra en los hogares sin producir ningún ruido, se acerca a los niños y jóvenes que duermen y clava su diente, por medio del cual bebe la sangre del inocente, provocando que este luzca pálido los siguientes días.

Advertisement

Española

Ocno Bianor

Ocno Bianor

Mapa ciudad de Mantua (actual Montova) y Felipe III (1578-1621)

Ocno Bianor

Ocno Bianor es un héroe mitológico, fundador legendario de la ciudad de Madrid. La leyenda que le atribuye la fundación de Madrid surgió hacia el siglo XVI bajo el reinado de Felipe III, periodo en el que las villas de Valladolid y Madrid se disputaban ser la capital del imperio español. Después de que fuera nombrada Madrid, como capital del imperio, fue necesaria la creación de una leyenda sobre la fundación de la ciudad en la que se aludiera a un origen antiguo y heroico, el cual se afianzó entre finales del siglo XVI y comienzos del siglo XVII.

La primera obra en la que se cuenta la historia del mitológico héroe es A la muy antigua, noble y coronada villa de Madrid, Historia de su antigüedad, nobleza y grandeza (1621) del historiador Jerónimo de Quintana. En el libro el autor menciona el origen del héroe y su viaje hasta la península ibérica, durante el cual fue guiado por el Dios griego, Apolo

Advertisement
.

Leyenda

Cuenta la leyenda que Bianor, hijo ilegitimo de Tiberis, sobreviviente de la Guerra de Troya y la aldeana Manto (Mantua), emigró junto a su madre a Italia, tras la muerte de su padre. Una vez en Italia, fundaron la ciudad de Manto, actualmente conocida como Mántova. Allí vivió el joven guerrero hasta que una noche en sueños se le apareció Apolo, quien le indicó que debería renunciar a su reino en Italia y buscar su propio destino en la tierra donde se pone el sol.

A la mañana siguiente el joven influenciado por el sueño, abandonó su reino junto a algunos de sus guerreros. Antes de partir su madre le nombró Ocno, palabra que significa el don de ver el porvenir en los sueños. Tras diez años de viaje, Apolo volvió a manifestarse en los sueños del guerrero, esta vez le comunicó que debía fundar una nueva ciudad en el territorio en el que se encontraba

Advertisement
y que tendría que sacrificar su vida para que los habitantes de la ciudad pudieran vivir en armonía.

Cuando despertó, el guerrero observó un hermoso terreno, rico en vegetación y abundante agua. Cerca de este estaban los Carpetanos o Los sin ciudad, acompañados de sus rebaños esperando una señal de los dioses que les indicara donde establecerse. Tras contarles su sueño, los guerreros y los carpetanos construyeron un palacio, una pequeña aldea y una muralla para protegerse de los invasores. Después de construir el templo, surgió un problema no sabían a quién consagrarlo, unos querían que fuera a Apo lo y otros no.

Advertisement

Ocno preocupado por la situación pidió a Apolo que le guiara, este se manifestó en sus sueños y le mencionó que la ciudad debería consagrarse a Metragirta o Cibeles, diosa de la Tierra que había sacrificado su vida para que la discordia desapareciera, por lo cual igual que esta debería sacrificar su vida para las discusiones terminaran y la ciudad se salvara. Al despertarse contó su sueño a su pueblo, consagró la ciudad a la diosa y ordenó que se cavara el pozo donde se sacrificaría.

Los habitantes permanecieron alrededor del pozo orando e interpretando cantos fúnebres, durante todo un ciclo lunar. La última noche del ciclo se desató una tormenta y entre rayos y nubes la diosa se llevó el cuerpo de Ocno. Desde entonces la ciudad fue conocida como Metragirta, posteriormente este cambio a Magerit y después a Madrid, nombre por el que se le conoce actualmente.

Sigue leyendo

Trending