Connect with us

Prehistóricos

Clava

Clava

Antonio del Pollaiolo [Public domain], via Wikimedia Commons

Simbolismo de la clava

Una clava es un tipo de garrote o maza mediana cuyo diámetro se hace mayor desde la empuñadura hasta su extremo. De tal forma que podría definirse como un palo o un bastón con la punta más gruesa y pesada, para dar una mayor contundencia a los golpes que se haga con ella. La clava es una de las primeras armas que inventó el ser humano y puede encontrarse en distintas culturas alrededor del mundo. Esta por lo general estaba hecha de madera a partir del tronco, la rama o la raíz de un árbol. Para aumentar todavía más la fuerza de su golpe, se le introducían pedazos de metal, sílex o hueso, o se le hacían puntas con estos materiales.

Clava

Iconos diseñados por Freepik desde www.flaticon.es

Esta arma contundente por lo general era empuñada con una sola mano, de tal forma que la otra mano quedaba libre para portar un escudo o para defenderse de cualquier manera. Algunos expertos creen que esta arma primitiva daría origen a la maza, la porra, el martillo e incluso el bastón. Dentro de la heráldica, se le asocia comúnmente con lo salvaje y la valentía. Esto se debe a que las pinturas rupestres y los frescos siempre muestran a los humanos prehistóricos y a los primeros homínidos enfrentándose a otras tribus, a grandes animales o a monstruos con esta arma. No obstante, ningún descubrimiento arqueológico ha demostrado a ciencia cierta que la clava fuera utilizado durante la Prehistoria.

La asociación entre la clava y lo salvaje está reforzada también en la mitología griega, pues los centauros y los sátiros solían llevar este tipo de arma. Más allá de esta primera interpretación simbólica, se puede encontrar una lectura opuesta en el hinduismo, donde la clava es portada por Vishnu, dios de la conservación y la protección del universo. No obstante, su papel dentro de esta cultura es ambivalente, pues también es el arma de Kali, el dios de la destrucción. De tal forma que la clava representaría el ciclo del universo, compuesto por una constante creación y destrucción. Una lectura similar se puede encontrar en la cultura celta, donde Dagda, el dios más importante de su panteón, tenía una clava que mataba con una punta y resucitaba con la otra.

En el antiguo Egipto, una de las formas de representar la victoria del faraón egipcio sobre sus enemigos (ya fueran rebeldes y otras civilizaciones), era mostrarle tomando al enemigo por el pelo con una mano y con una clava en la otra, a punto de darle el golpe final. Además de esto, la clava era uno de los atributos de Heracles (Hércules), junto con la piel del León de Nemea. Por esta razón, la clava se tiene por un símbolo de la fuerza y la valentía, así como de la virilidad. Dentro del budismo, la clava es el arma de Dvarapalas, guardián de los monasterios y los templos. En la actualidad, el bastón se puede encontrar en los naipes.

Prehistóricos

Marca de cazoleta y anillos

Marca gallega

Ruparch [CC BY-SA 3.0], via Wikimedia Commons

Simbolismo de la marca de cazoleta y anillos

Con el nombre de marcas de cazoleta y anillos se conocen varios petroglifos hechos en la prehistoria y que se pueden encontrar por varios lugares de Europa, como Escocia, Irlanda, Bretaña, Islas Canarias, Galicia, Portugal, Inglaterra, Tesalia, Italia, Suiza; aunque también se pueden encontrar formas similares en Brasil, México, Australia, Hawai, Mozambique, Israel y la India. Estas marcas consisten en depresiones circulares y cóncavas de escasos centímetros de diámetro, teniendo varios anillos concéntricos y, en algunos casos, canales que van desde un extremo del círculo hasta otro.

Estas marcas fueron grabadas indistintamente sobre piedras verticales (paredes y muros) u horizontales (suelo o techo de algunas cuevas). Las marcas más antiguas de este tipo datan del Paleolítico, que se pueden encontrar en Chattan, India; mientras que otras marcas similares son mucho más recientes, pues datan del Neolítico y de la Edad del Bronce. El significado de estas marcas no está del todo claro para los arqueólogos y los historiadores, aunque se sospecha que podrían representar al sol, que sirvieran para marcar el territorio de alguna comunidad, que sirvieran para actos rituales o que fueran utilizadas para llevar la cuenta de los días o alguna medida temporal, pues en algunos sitios se encuentran varias de estas marcas juntas.

La villa neolítica sumergida de Atlit Yam, en la actual costa de Israel, cuenta con estructuras de piedras megalíticas datan de una antigüedad de 8900 u 8300 años. Algunas se encuentran puestas de forma similar al Stonehenge del Reino Unido, y se cree que fueron colocadas cuidadosamente para que estuvieran alineadas con las estrellas y con los solsticios. En fin, estas piedras contienen marcas de cazoleta y anillos. Además de esto, se han encontrado tumbas ceremoniales alrededor de estas estructuras, por lo cual se sospecha que la marca estaría relacionada con actividades rituales y astronómicas.

También se han encontrado marcas de cazoleta en el valle Val Camonica, La Besa, Val Susa y Valchiusella, todos en Italia. En Galicia, España, se han encontrado también estas marcas, donde se las conoce con el nombre de gallegas. En esta región, se pueden encontrar en Castro de Santa Tecla, Laxe das Rodas, en el Conjunto de grabados rupestres de Fentáns, Laxa do Carrizo, Chans de Trans y Terras de Pontevedra. De igual forma, se pueden encontrar estas marcas en la península de Frosta, Noruega; en el municipio de Alpen, Carschenna, Suiza; en la unidad periférica de Larisa, Grecia; en la Reserva Natural de Binsar, India; en el Alto Tajo, Portugal; en los condados de Donegal, Cork, Meath y Monaghan en Irlanda; y en distintas regiones del Reino Unido. Todo ello supone una conexión, comunicación o herencia simbólica entre las culturas que vivieron en estos lugares.

Sigue leyendo

Trending