Connect with us

China

Ave bermellón

Mito de Suzaku

Bertuch-fabelwesen.JPG: Friedrich Johann Justin Bertuch (1747–1822)derivative work: Tsaag Valren [Public domain], via Wikimedia Commons

El mito del Ave bermellón

Suzaku es una palabra japonesa que puede traducirse como “Ave roja” o “Ave bermellón”. El Suzaku era un ave legendaria de color rojo que representaba las mansiones lunares del sur, el conocimiento astronómico, la sabiduría, el verano, el sur, el fuego y el color rojo. Probablemente, esta criatura fue adoptada de la mitología china, en donde representaba uno de los cuatros monstruos o constelaciones. Además de Japón, esta criatura se puede ver en la cultura pinyin con el nombre de Zhū Què; en la vietnamita con el nombre de Chu Tước; y en la coreana con el nombre de Ju-jak.

Según señalan las descripciones hechas por los antiguos, este pájaro tenía una forma similar al faisán, aunque estaba recubierto con plumas de cinco colores y, en algunas ocasiones, se le presenta como cubierto de fuego. Por esta razón, se le ha relacionado con el Ave Fénix. Algunos relatos incluso dicen que podía renacer al igual que esta ave, por lo cual se tenía por un símbolo de resurrección, de cambio, de restauración, de prosperidad y de buena suerte.

En la cultura china, el Suzaku era una de las cuatro criaturas fantásticas que, provenientes de las constelaciones, se utilizaban para señalar los puntos cardinales. De esta forma, Suzaku representaba el color rojo y el sur; el dragón representaba el color verde, el azul y el este; el guerrero (que tenía cola de serpiente y cabeza de tortuga) representaba el color negro y el norte; el tigre representaba el color blanco y oeste. Estos animales, como manifestación del todo, del espacio y del tiempo, se pintaban en las tumbas para proteger a los muertos de los espíritus malignos. Mientras tanto, en Japón se encuentran principalmente a Suzaku en lugares ceremoniales, como en el templo de Yakushiji y en el túmulo Takamatsuzuka, originario del periodo Asuka.

Las inscripciones y los registros más antiguos que se tienen de las cuatro criaturas espirituales datan del siglo II a. C. Cada una de estas representaba, además de un color y una dirección, un elemento, una virtud y una estación. Según se sabe, había una quinta dirección asociada a la misma China: el centro. Como se ha dicho antes, las criaturas tienen igual jerarquía en las representaciones chinas, lo que no ocurre en Japón, donde Suzaku se impone ante las demás. De hecho, en la mayoría de las ocasiones se le representa sola.

China

Los Tres Puros

Los Tres Puros

Dominio Público

Los Tres Puros

Los Tres Puros, también conocidos como Las Tres Purezas, son el conjunto de deidades chinas conformado por Yuanshi Tianzun, Lingbao Tianzun y Daode Tianzun. Se les considera las deidades más importantes del panteón taoísta, pues son la personificación del Tao y representan el origen de todos los seres consientes. Son deidades incorpóreas e infinitas; si bien carecen de cuerpo suelen ser representadas como dos adultos y un anciano sentados sobre sus tronos, vistiendo los tres colores primarios (amarillo, rojo y azul).

Yuanshi Tianzun

Yuanshi Tianzun, conocido también como El Venerable Celeste del Comienzo Original o el Puro de Jade es el primero y el más importante de Los Tres Puros. Su existencia inicia junto al universo mismo, nació del chi más puro y fue el encargado de la creación de la tierra y el cielo.
Reside en el primer cielo y representa la energía del universo, la creación y el amor, así como el origen de todo ser. Suele ser representado como un adulto con barba larga y vestimenta de color azul o verde.

Lingbao Tianzun

Lingbao Tianzun, conocido como el Venerable Celeste del Tesoro Sublime o el Puro Supremo, es el segundo de los Tres Puros, fue creado a partir de Yuanshi Tianzun y reside en el segundo cielo. Se le relaciona con la creación del ser humano, el Yin y Yang y la autoridad. Según cuenta la tradición este separó al Yang del Yin, lo que dio origen a la Ley de las Cosas. Es representado como un hombre mayor con barba larga y vestimenta de color rojo.

Daode Tianzun

Daode Tianzun, conocido como El Gran Puro, El Venerable Celeste del Tao y su virtud o Supremo Señor Lao, es el tercer miembro de los Tres Puros, nació de la unión de Yuanshi Tianzun y Lingbao Tianzun.  Reside sobre el cielo de Tai-Qing y representa a todas las fuerzas del planeta, así como las cinco fuerzas elementales. Es el fundador y protector del Tao y todo conocimiento ligado a este.  Suele ser representado como hombre anciano con barba blanca y larga y vestimenta de color amarillo.

Sigue leyendo

China

Huang Di

Huang Di

Dominio Público

Huang Di

Huang Di, también conocido como el Emperador Amarillo es uno de los Cinco Emperadores de la antigua China y una de las figuras más importantes de la mitología china. Es considerado una deidad guerrera junto a su enemigo Chi You y suele ser asociado con el Dios del Trueno, Lui-Sin o Lei Gong. Según cuenta la tradición reinó entre los años 2698 y 2598 a.C; durante ese periodo se enfrentó a diversas deidades como su hermano Shennong y el poderoso Chi You. Se le presenta como un gobernante sabio, justo y benevolente, así como un poderoso guerrero y juez.

Vida

Sus padres fueron Shaodian y Fubao; y tuvo como medio hermano a la deidad de la medicina china, Shennong, también conocido como el Emperador Yan o Yan Di. Según cuenta la leyenda, Fubao fue impactada por un rayo una noche tormentosa cerca de Kunlun, tras ser golpeada por el rayo quedó embaraza y pasados dos años dio a luz a Huang Di, quien desde su nacimiento pudo hablar. Unos años más tarde esta se casó con un granero y dio a luz a su medio hermano.

Con el paso del tiempo los hermanos crecieron y se convirtieron en aguerridos guerreros y llegado el momento batallaron por el imperio. Se dice que en ese entonces Huang Di gobernaba la región del Norte y Shennong, la región del Sur, la cual cuidaba junto a Chi You, quien se reveló y conquistó sus tierras, iniciando una de las guerras más largas de la mitología china.

Tras ser derrotado por Chi You, Yan Di buscó la ayuda de su hermano y juntos enfrentaron a la deidad guerrera. La batalla entre los dos bandos se extendió por largo tiempo sin tener ninguno de estos la victoria absoluta, aunque el líder rebelde se impuso en la mayoría de los combates, pero perdió la batalla final ante Huang Di.

Batalla de Zhuo Lou

Existen diferentes versiones sobre la guerra, la batalla final y los implicados en esta, en algunas se menciona que Huang Di ganó la batalla de Zhuo Lou con la intervención de la Diosa de la Sequía, Ba; en otra versión este derrotó a Chi You con su tambor mágico hecho con piel de kui, mitológico ser que puede provocar lluvias, vientos fuertes y sequías. También se dice que en el momento en que Chi You conjuró un hechizo de niebla, Huang Di fue visitado por Xuan Nu, deidad con rostro humano y cuerpo de ave, la cual le dio un amuleto sagrado y le indicó como ganar la guerra.

Según cuenta la leyenda en los últimos momentos de la Batalla de Zhuo Lou, Chi You invitó al Dios de la Lluvia, quien hizo que lloviera sobre el campo de batalla. En ese mismo instante Huang Di invocó al Dios de la Sequía, Ba, la cual hizo que las nubes y la lluvia desaparecieran. Al ver que la lluvia desaparecía, Chi You fabricó niebla con su magia, desorientando a las tropas de Huang Di.

No obstante, el emperador usando un amuleto (carro o brújula) atraviesa el campo de batalla con sus guerreros, en el camino acabaron con todos los hombres de Chi You, quien fue capturado y decapitado por Huang Di. Luego enterró la cabeza apartada de su cuerpo, para que este no lo atormentara tras su muerte.

Familia y descendientes

Huang Di tuvo cuatro esposas, la primera de estas fue Leizu, conocida como la Diosa de la sericultura, pues se encargó de enseñar a los humanos como cultivar y cuidar a los gusanos de seda. La segunda fue Momu, quien estuvo a cargo de la supervisión de las concubinas del emperador; la tercera fue Fenglei y la última Tongyu. Entre sus descendientes sobresalen Gun, Yu, Shujun, Zhuanxu, Yuqiang, Zhong y Li.

Sigue leyendo

China

Yu el Grande

Yu el Grande

Dominio Público

Yu el Grande

Si Wen Ming conocido como Yu el Grande, fue el fundador de la primera dinastía de la antigua China, llamada dinastía Xia, cuya existencia aún no ha sido comprobada, por lo que ha caído dentro del ámbito de la mitología. Según cuenta la tradición fue escogido como sucesor de Shun por su carácter y firme determinación, gobernó en torno al siglo XXI a. C y fue sucedido por su hijo Qǐ, quien se convirtió en el primer sucesor de los Xia.

Yu el Grande paso gran parte de su vida excavando en los desfiladeros, cortando árboles, desecando pantanos y construyendo canales. Según cuenta la leyenda, durante los trece años en los que se enfocó en la construcción de canales, Yu paso en varias ocasiones por su hogar, pero nunca entró, pues pensó que ver a su familia podría distraerlo o apartarlo de su labor.

Impresionado por su determinación y arduo trabajo Shun, lo nombró su sucesor en lugar de su propio hijo. Durante su gobierno continuó trabajando en pro de los habitantes del territorio, dividió el territorio en nueve provincias, creó el primer mapa geográfico, construyó caminos y unió a las etnias del territorio chino. Tras establecerse fundó la primera dinastía de la historia de China, la Xia, que contó con alrededor de diecisiete emperadores.

Falleció en una cacería en el monte Kuaiji, donde fue enterrado poco tiempo después; en el lugar se construyó un pequeño mausoleo, el cual fue visitado por diversos gobernantes. Yu el Grande es uno de los personajes de la mitología china más apreciados y venerados, se le considera el modelo de servidor civil, por su determinación y arduo trabajo, asimismo, es recordado por haber enseñado al hombre a controlar las inundaciones y canalizar los ríos.

Sigue leyendo

Trending